Saltar al contenido

Símbolo de la Inteligencia

Igual que el águila, los integrantes de la Inteligencia Militar, reciben del Ejército la indelegable misión y el adecuado entrenamiento para generar esa luz que ilumina al valeroso soldado Colombiano en su diario trajinar para cumplir el sagrado mandato Constitucional de defender los mas caros intereses de la Patria.

El Agente de Inteligencia, también efectúa un detallado proceso de planeamiento, pacientemente busca al infame agresor, practica un riguroso examen a la información obtenida, para llegar a finalmente a la consolidación de confiables conclusiones que servirán de base para el diseño y ejecución de operaciones militares.

Las armas que a diario esgrime este silencioso héroe, son su inquebrantable fe en la causa, voluntad suprema, definida astucia, perseverancia, coraje, paciencia y mucha prudencia. La clave de su éxito está en el ejercicio de un sobresaliente nivel de liderazgo, basado en una excelente calidad humana, elevado conocimiento, definida organización, detallado planeamiento, trabajo en equipo, movilización permanente, acertada capacidad de manejo y solución de situaciones de crisis y una constante evaluación de resultados.

Su espíritu visionario y actitud proactiva, nos declara enfáticamente que el hombre y la mujer de inteligencia debe ver mas allá de lo que otros pueden ver, observar mas de lo que otros observan y ver antes que otros vean.

La recompensa es lo de menos, el cumplimiento de la misión es lo principal. Su silenciosa labor en muchas ocasiones solo es reconocida por su propia conciencia y por un muy bien del jefe de red que lo guía en la agreste área de operaciones.

El Agente de Inteligencia es como el Águila:
– Ve mas allá de donde los otros ven.
– No gusta ser espectador, sólo protagonista; no espera que las cosas ocurran, hace que las cosas ocurran.
– Vive comprometido con su misión y con su institución, sin importarle los vientos y las tormentas de la vida.
– Vive siempre En Guardia por la Patria.